Colocando unos clavos en un limón puedes aprender algo que salvara tu vida

Cuando estás en mitad de la nada, la seguridad es siempre la principal preocupación. Para los campistas y excursionistas esto significa, por ejemplo, llevar mucha agua y comida nutritiva para mantener su fuerza. ¿Pero qué pasa si algo va mal y te quedas atrapado en el exterior esperando a que venga ayuda? Es muy posible que también necesites fuego.

Afortunadamente, no tienes que preocuparte de frotar dos palos. La próxima vez que vayas de acampada o de excursión, todo lo que tienes que hacer es asegurarte de que metes en tu mochila lo siguiente:

6 clavos de cobre.

6 clavos de zinc.

6 clips (o alambre).

Cable de cobre (dos trozos).

1 limón.

El proceso es sencillo. Aprieta un poco el limón para que quede blando. Después introduce a lo largo del limón y en línea los 6 clavos de cobre. A continuación y de forma paralela introduce los clavos de zinc. Después une con los clips (debidamente extendidos) el primer clavo de cobre con el segundo de zinc, el segundo con el tercero y así sucesivamente. Al final verás que quedan libres dos clavos. El último de cobre y el primero de los de zinc. Une a esos clavos los cables de cobre. ¡Y ya está! Para generar fuego sólo tienes que conseguir una chispa al unir ambos cables.

Y es que lo que hemos construido es una batería de 5 voltios de energía, que pueden no parecer muchos, pero como se puede ver en el vídeo son más que suficientes para encender un fuego. La gente quizás te mire como si estuvieras loco por llevar esos suministros extraños, pero quizás la sorpresa se convierta en admiración si en un determinado momento acabas usando este truco.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por: Facebook y PINTEREST

Facebook Comments