Disparó un AK-47 contra sí mismo bajo el agua y esto fue lo que sucedió.

Esto para muchas personas podría resultar una locura, plantear que te dispararán con un arma tan poderosa y sin ninguna protección aterraría a cualquiera, pero no para Andreas Wahl, quien es un físico de Noruega muy loco y atrevido, mismo que acaba de subir un video a su canal de YouTube, en donde él aparece haciendo exactamente lo que acabamos de describir, decidió que era una muy buena idea pararse frente a un AK-47, pero para ponerle un poco más de suspenso, este chico no traía puesto un chaleco antibalas, de hecho aparece sin camisa, así fue como él pidió que le dispararan, para sorpresa de muchos, este científico loco ha logrado salir sin ningún rasguño.

Así es como Andreas Wahl quiso hacer una demostración de la fuerza de un fusil de asalto bajo el agua, lo que hizo fue pararse a una distancia de 3 metros de una AK-47, misma que se disparó dentro de una alberca.

Lo que demostró fue, que un arma de este tamaño y alcance, reduce de manera significativa su peligrosidad y rango de daño al estar sumergida en el agua, lo que sucede es que las moléculas están más compactadas en el agua, cosa que en el aire no sucede, esto hace que la bala le cueste mucho más trabajo desplazarse a través del agua, es por eso que va perdiendo su fuerza, misma que no alcanza ni a tocar al físico loco noruego. Esto sin duda está impactando a todo el mundo.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por: Facebook  y PINTEREST

Facebook Comments