Engañó a sus amigos y el karma no tardó en cobrársela

Siempre el karma viene y arregla las cuentas que dejamos pendientes, por muy mínimas e inocuas que sean. Si no pregúntenle a esta niña, que faltó a su palabra de saltar del muelle junto con sus amigos y al final también terminó cayendo al agua, eso sí, sin proponérselo.

A la cuenta de tres estos cinco niños iban a saltar del muelle, pero nuestra pequeña se arrepintió y entre una mezcla de picardía se regresó caminando por el muelle, sin darse cuenta que estaba llegando al otro extremo y callo.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por: Facebook y PINTEREST

Facebook Comments