Esto es lo que pasa cuando un ladrón entra a robar, y nadie le tiene miedo

Si un ladrón entrara al bar donde hay varias personas tranquilamente comiendo y charlando, todo el mundo se moriría de miedo. pues no siempre, definitivamente, este tipo intentó robar en el lugar equivocado. A pesar del pasamontañas que le cubría la cara y de empuñar una pistola, se encontró con una mujer excepcional que no se asustó lo más mínimo, y eso que paseaba por el local con un bebé en brazos.

Ella dejó a la criatura en lugar seguro y se encaró con el ladrón, al que acabó echando del local sin miramientos. La ayudó uno de sus clientes, que agarró una silla y casi la rompió en la cabeza del tipo. Al final, salió de allí asustado.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por: Facebook y PINTEREST

Facebook Comments