Siempre que regresaba a su casa encontraba la cocina hecha un desastre. Entonces puso una cámara oculta y no podía creer lo que descubrió.

Esta mujer cada vez que regresaba a su casa encontraba la cocina echa un desastre. Ella dejaba la heladera bien cerrada pero siempre aparecía abierta. Pero para aclarar cualquier duda, ella colocó una cámara escondida. Mira la gran sorpresa que se llevó al ver la grabación.

Y al final descubrió que era su perro sam, que sólo quería recoger un poco de comida y lo termino haciendo de una forma muy ingeniosa. Ahora esta mujer tendrá que dejar mejor asegurada la puerta del refrigerador, porque al parecer sam siempre tiene una carta bajo la manga.

Síguenos en PINTEREST

Facebook Comments