Este pinguino bebé corre hacia su propietario. Cuando por fin llega quedaras sorprendido.

Mientras que los humanos disfrutan mucho de las cosquillas, a nadie le gustan tanto como a este pequeño pingüino llamado Cookie. Este pequeño vive en el zoológico de Cincinnati (EEUU), es la mascota de la Bird House del zoo, y reparte alegría y risas donde quiera que va. En el vídeo, uno de sus cuidadores le hace cosquillas en su vientre y le hace reír tan fuerte que probablemente todo el zoológico lo oyó.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por: Facebook y PINTEREST

Facebook Comments